Son brazos

Somos el tormento de no ser queridos, el de sentirnos fuera de lugar, sin espacio, sin hueco. La tristeza hecha carne ante las decepciones, caídas sin red donde recogernos. El miedo a perder, a quienes queremos, o nos quieren.

El frío al no tener con qu(ién)e taparnos, el sentimiento de falta, compañía o soledad. La memoria de todos esos momentos que vivimos, el olvido del rencor y los llantos. Los ‘lo siento’ de corazón y las sonrisas fingidas.

Somos esos brazos que nos resguardan de lo real, los que nos mantienen a salvo, sin lluvia, sin frío, sin miedo. Vida repleta de fantasía que nos dan para ahuyentarnos de lo real. Precipicio donde repetimos la caída.

Los brazos de quienes nos recogen, determinan nuestro hilo. Ese que nos conduce ocasión tras oportunidad.

 

Anuncios

8 pensamientos en “Son brazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s