Feminismo·reflexiones

No, no pariría

Soy mujer y no quiero ser madre. Ni ahora, ni mañana, ni pasado.

Tampoco quiero ser una vasija, porque no soy una mercancia, no soy un frigorífico, ni un laboratorio de pruebas cigóticas.

Soy mujer, y no, no tengo instinto maternal. Odio a los niñxs, como ellxs odian a mi perro cuando les ladra. Mero condicionamiento social de mí sobre mi animal de compañía. Pero él lxs odia, como ellxs a él, y como yo a ellxs. Y todo está bien así.

Hay relaciones que es mejor no mantener, y lo tengo claro.

Sin embargo, si algún día se me pasase la remota idea de ser madre, además de serlo independientemente de si mi pareja es partidaria o no, o incluso si estoy ‘soltera’, no pariría. Y no por el dolor. No. Simplemente, no hay hueco en este mundo para albergar a más niños perdidos, solos, abandonados, malnutridos, faltos de cariño, de amor, de comida, de hogar, de educación, de un juguete, de un abrigo, de agua potable… y podría seguir, pero me duele tan dentro, que… No, no pariría.

Parir, como dogma social, como obligación de ésta sociedad binarista en la que el hombre se hace cargo de dejar su machismo y sus genes en un ser que le tocará luchar con el patriarcado que le oprime incluso antes de nacer. Un ser que tendrá que aprender a vivir, pero siempre condicionado por el lugar, familia, continente, idioma, riqueza en el que nazca.

No me parece justo, ni mucho menos humano, este egoísmo de las parejas y personas (independientes que quieren ser inseminadas) de querer tener sus genes plasmados en un ser más pequeñx que ellxs mismxs. Es tan injusto como que darle cobijo a alguien que no ha nacido aún, existiendo miles que darían lo poco que tienen por tener la oportunidad, no es en absoluto lo que se entiende por humanidad, por ser humano.

Y últimamente estoy muy dolida con las actitudes del ser humano en general, pero no quiero ser una vasija humana, ni tampoco quiero ser madre genética, mientras pueda adoptar. Todos son merecedores de una vida como la tuya y la mía, como la de alguien que independientemente de su contexto sociocultural tiene de lo que comer y de lo que aprender.

Ilustración: Laura Sosa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s