poesía·reflexiones

El resto

Gracias a quienes me seguís, leéis, comprendéis. Estoy inmersa en miles de proyectos, pero el escribir es la primera orden, aunque no os publique. Os iré informando de todo lo planeado, y como no, espero apoyo! Gracias 🙂

 

Nos hemos encontrado en este mundo globalizado, pendientes de un hilo de la racionalidad y las emociones, e inmersos en un mar de banalidades.

Nos hemos querido como hemos sido, somos y queremos ser mañana, pasado, el otro. Nos hemos comprendido, como hemos comprendido que nuestra vida en tierra es tan pasajera como el olor a café o el primer bocado. Efímera es la vida, aunque nosotros no.

Y no, porque hemos pactado, como pocas relaciones, que nuestra alma conviva con la impotencia de no sernos eternos, pero sernos compañeros el resto de los días que nos queden en este entierro.

Y no, porque hemos comprendido que de nosotros, tú y yo, únicamente depende el querernos libres pero querernos unidos. Sólo, de nosotros.

Nos hemos involucrado en un puzzle, el que alguien enmarcará cualquier día futuro. Porque hemos encajado, como nadie podría; y lo hemos hecho, con el tesón de un meteorólogo en el ojo del huracán más catastrófico. Y que aun así, sale, y sobrevive.

Y sí, hemos creado, mucho más que Dios hizo en su hipotética creación. Hemos creado el nicho donde crecerán nuestras plantas, hemos creado el suelo donde pisar sea un balanceo, hemos creado el sitio, donde vivir sea un hogar. Hogar compuesto de costillas, diafragma y piel: nuestros pechos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s